Esteban Schenone, bailará en el Teatro Argentino de la Plata

0
371

Con  el espectaculo nuevos aires continua la temporada  de ballet del Teatro Argentino
Se producirá en el primer coliseo bonaerense el estreno absoluto de dos innovadoras coreografías: Cuerpos, de Adolfo Burgos y Argentino Rock, creada por el actual director del Ballet Estable, Mario Silva.

El viernes 6 y sábado 7 de junio próximos, a las 20.30, y el domingo 8, a las 17, se presentará en la Sala Alberto Ginastera del Teatro Argentino de La Plata, dependiente del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, el espectáculo de ballet Nuevos Aires, que incluirá el estreno de las obras denominadas “Cuerpos” y “Argentino Rock”.
Habrá nuevas funciones el jueves 12 y viernes 13 de junio, a las 20.30, y el domingo 15, a las 17.

“Cuerpos” cuenta con coreografía de Adolfo Burgos y música de Juan Carlos Andrenacci y Leandro Marzani. Como asistente coreográfico se desempeña Juan Manuel Ortiz, el vestuario es de Fabiana Yalet y el diseño multimedial de Guillermo Genitti. La partitura será interpretada en vivo por Federico Mouján (violín), Verónica Almerares (violoncello), Matías Oliver (contrabajo), Juan Carlos Andrenacci (piano), Leandro Marzani (flauta) y Ramiro Dogliolo (timbales). Los principales papeles estarán a cargo de Genoveva Surur y Darío Lesnik (6 y 7), Aldana Bidegaray y Bautista Parada (8 y 12) y Julieta Paul y Miguel Ángel Klug (13 y 15). Los restantes roles serán asumidos por distintos integrantes del Ballet Estable del Teatro Argentino.
“Argentino Rock” tiene coreografía y vestuario de Mario Silva y música arreglada por el grupo Siete Elefantes (sobre temas del rock nacional de, entre otros, Charly García, Luis Alberto Spinetta, Fito Páez, Virus, Soda Stéreo, Los Redonditos de Ricota y Los Abuelos de la Nada). Componen el grupo, que interpretará la música en vivo, Alejo Duek (guitarra y voz), Manuel Ignacio Rodríguez (vientos), Matías Tozzola (guitarras), Manuel Vidal (batería y voz), Francisco Cabral (bajo) y Nahuel Carfi (teclados y voz). Como asistente coreográfico se desempeña Cristian Pérez y el diseño multimedial le corresponde a Eugenia Baldoni y Federico Bongiorno. Los papeles más destacados estarán a cargo de Esteban Schenone, Alejandra Baldoni, Julieta Paul y Bautista Parada (6, 7, 13 y 15) y de Miguel Ángel Klug, Agustina Verde, Stefanía Vallone, Mariela Milano y Darío Lesnik (8 y 12). Los demás roles serán cubiertos por diferentes miembros del Ballet Estable.
La iluminación del espectáculo le corresponde a Matías Rodríguez y la asistencia de iluminación a Rubén Fages.
Hay entradas desde $ 30, con descuento para jubilados y pensionados, disponibles en las boleterías del Teatro, de martes a domingos, de 10 a 20, o a través de TuEntrada.com, Tel. 5533-5533 (Capital Federal).
Quienes se encuentren en Capital Federal o sus cercanías dispondrán los sábados y domingos de un servicio de ómnibus que partirán desde la Casa de la Provincia de Buenos Aires, Callao 237, dos horas y media antes del inicio de las funciones. Los pasajes de ida y vuelta tienen un valor de $ 160 y también pueden ser adquiridos con anticipación por medio de TuEntrada.com

Obras que traen Nuevos Aires

Cuerpos es un ballet de lenguaje neoclásico, cuya estética minimalista, de contenido muy sugerente, hace referencia a las experiencias de la vida humana, sus vínculos y matices. Intenta ser poesía en música y movimiento en la que lo masculino y lo femenino expresen su ser más genuino. Parte de considerar que toda nuestra vida pasa por nuestro cuerpo, que guarda las evidencias sensibles de cada momento de la existencia. Asume que “no tenemos simplemente un cuerpo sino que somos un cuerpo”.
Argentino Rock tiene la intención deliberada de generar un nuevo público para el ballet, incorporando un nuevo estilo y mostrando un lenguaje diferente. La idea de utilizar en escena una banda de rock en vivo constituye un verdadero desafío para un teatro lírico. El argumento remite a un hombre con sus ambiciones, sus ideales, sus problemas laborales y su cansancio diario, que abre la puerta de su mundo privado. Quiere descansar pero su mente no para de pensar y no lo deja en paz. Porque esa mujer que desea no llega, porque el puesto que anhela tampoco, busca escaparse yendo a lugares a los que en el fondo no quiere ir. Sabe que, en definitiva, ni a él ni a nadie le gusta sentirse solo. O, como dice Charly García, “será porque nos queremos sentir bien/que ahora estamos bailando entre la gente./Será porque nos queremos sentir bien/que ahora todo suena diferente.