CRECE LA PREOCUPACION POR LA SEQUIA EN EL CAMPO BONAERENSE

0
181

La sequía que viene afectando fuertemente a numerosos distritos de la Provincia está pegando con crudeza a áreas sembradas y expande su influencia sobre la ganadería. Un diciembre prácticamente sin lluvias a lo que se suma las altas temperaturas que favorecen la rápida evaporación, se están conjugando para generar un panorama de fuerte preocupación al punto que entidades del campo tiene previsto reunirse en las próximas horas y no descartan pedir a la Provincia la declaración de emergencia para diversas zonas.
Pero el cuadro tiende a agravarse en función de los pronósticos de meteorólogos y especialistas, que vaticinan una persistencia de la seca al menos para el resto de enero.
En ese contexto, el presidente de Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa Alberto Frola, afirmó que “la situación está muy complicada, hay una sequía muy fuerte y, peor aún, afecta a la zona núcleo”, el área donde se concentra las plantaciones de soja. El dirigente rural indicó además que “hay muchas zonas que ya están en condiciones de ser declaradas en emergencia agropecuaria”.
Según trascendió en las últimas horas, varios intendentes han expresado su preocupación por la sequía ante funcionarios de la Provincia.

Según la Guía Estratégica para el Agro elaborada por la Bolsa de Comercio de Rosario, diciembre fue el más seco de los últimos cuatro años a causa de las altas temperaturas y las escasas lluvias, situación que de continuar podría afectar fuertemente la campaña agrícola 2011-2012. “Las altas temperaturas y la falta de lluvias están afectando el avance de la campaña gruesa, lo que hacen prever reducciones en la producción de soja y maíz de la nueva cosecha”, sostiene el informe.

También señala que los efectos del fenómeno climático de “La Niña” se están notando con fuerza, sobre todo, en la región sur de Santa Fe, centro y norte de Buenos Aires y sudeste de Córdoba”.

“Los montos de precipitaciones acumulados en el período comprendido entre el 1º y el 23 de diciembre no superan los 20 milímetros en gran parte de la región, afectando la recarga de agua del suelo en la principal zona de cultivos de Argentina”, añadió el informe. Otro dato inquietante es que a este panorama “se suma que los montos de lluvia no sufrirán modificaciones en los próximos días, ya que no se esperan precipitaciones en la región”, se indicó.

“SITUACION EXTREMA”

En Azul, uno de los distritos afectados por la sequía, en diciembre sólo llovieron 10 milímetros. “Es un valor que está muy por debajo de lo normal”, dijeron en el Servicio Meteorológico, donde afirmaron que en la región central bonaerense “nos encontramos en condiciones de sequía casi extremas”.

En el noroeste, se registra una situación parecida. “La soja de primera, que es el principal cultivo, está entrando en un período crítico, y las pérdidas en la producción de maíz ya trepan, como mínimo, al 30%”, dijo Juan José Cavo, técnico del INTA.

Con respecto a la soja de segunda, el técnico agropecuario indicó que “se ha sembrado muy poco, y la que hay está en mal estado”. Y añadió que hay lotes “con pérdidas muy importantes”.

En tanto, Rodrigo Esponda, presidente de la Sociedad Rural de Junín, afirmó que este año más productores se volcaron a la siembra de maíz, porque es un cultivo que “no tiene las trabas a la exportación que tiene el trigo”, y, por otra parte, para “diversificar el riesgo”.

“En mayo parecía un negocio que iba a funcionar, pero después se desplomó el precio internacional y ahora estamos sufriendo la sequía”, comentó el productor local.

INQUIETUD GANADERA

“Hay seca en casi todas las zonas ganaderas y lo que puede pasar es que esto obligue a los criadores e invernadores a pasto a vender por anticipado”, dijo por su parte el consignatario Ignacio Gómez Alazaga. Esta situación podría registrarse a raíz de la falta de pasturas, también afectadas por la falta de lluvias.

En el caso de la Provincia, algunas de las zonas ganaderas que sufren la falta de agua son las de la Cuenca del Salado y los distritos del oeste.