INTENDENTES SE ANOTAN PARA PRESIDIR LA UCR BONAERENSE

0
183

Aún navegando por las aguas de la profunda crisis en que lo dejó el resultado electoral de octubre, el radicalismo bonaerense asiste por estas horas a un escenario en el que varios dirigentes comenzaron a mostrar las cartas de cara a la disputa que está agendada para el primer semestre del nuevo año: la renovación de autoridades en el Comité Provincia.
Algunos intendentes que revalidaron títulos y legisladores, han puesto el foco en la conducción provincial del partido, en un intento por, aseguran, generar una renovación de aires y dirigentes. Las movidas comenzaron apenas terminó por confirmarse la asunción de Mario Barletta en el Comité Nacional, el ex jefe comunal de la ciudad de Santa Fe.

La premisa de estos dirigentes apunta a hacer valer el peso territorial que acuñaron en los últimos años, ratificado en octubre pasado en medio del vendaval de votos kirchneristas. Y, en forma paralela, confrontarlo con las tradicionales estructuras del partido.

Pero la disputa radical no se agota en la sucesión del diputado nacional alfonsinista Miguel Bazze en el Comité Provincia. Esa pulseada bien puede transformarse en una suerte de anticipo de otra, en la que la que parece estar en juego la orientación ideológica de las posibles futuras alianzas electorales.

PRIMEROS LANZAMIENTOS

Uno de los que salió sin tapujos a blanquear sus aspiraciones fue el intendente de Junín, Mario Meoni. Dijo, sin vueltas, que está “dispuesto a correr los riegos” que sean necesarios. “Los detractores de siempre no tienen ningún ‘radicalómetro'”, afirmó, el alcalde, quien indicó además que “no es momento para esperar y ver qué pasa. Eso ocurrió hasta ahora y así nos fue”.

Meoni dice contar con el respaldo de intendentes de la Segunda, Sexta y Séptima secciones electorales, además de otros dirigentes y militantes del Conurbano

“El radicalismo, desde la época de Moisés Lebensohn y posteriormente, de alguna manera, con la declaración de Parque Norte en la etapa alfonsinista, no realizó ningún aggiornamiento. Es hora de que ello ocurra. Que se tengan en cuenta los avances tecnológicos y se realicen las propuestas que se crean convenientes para volver a encantar a la población”, dijo Meoni.

Incluso, el intendente anticipó que trabajará en la construcción de una propuesta junto a universidades y hasta podrían ser convocados Andrés Delich y el ex ministro de Economía, Martín Lousteau.

“El kirchnerismo tiene sectores de derecha, centro, liberales e izquierda y para ellos todos son progresistas”, manifestó. En tanto, “la oposición se divide en radicales, peronistas disidentes, socialistas y macristas, juntándose sólo para las elecciones. El acuerdo entre Ricardo Alfonsín y Francisco de Narváez fracasó por ser una propuesta sólo electoralista y no porque se juntaron un radical y un peronista”, dijo Meoni, al mostrarse dispuesto a conversar con todos los sectores partidarios.

Pero el caso de Meoni no es el único. En los últimos días también habló de sus aspiraciones el intendente de Pergamino, Héctor “Cachi” Gutiérrez. Y lo propio hizo el diputado nacional y ex jefe comunal de San Pedro, Mario Barbieri.

Gustavo Posse, el intendente de San Isidro, podría también anotarse en esa carrera, según se especula en fuentes partidarias.

Estas movidas preanuncian otro debate fuerte en la UCR: las futuras políticas de alianzas. Hay sectores que no descartan explorar un acercamiento con el macrismo y el control del partido en la Provincia podría tener un peso importante a la hora de adoptar una decisión de esas características.